Los “mil y un nombres” del azúcar en los alimentos.

Seguro que ya estarás hart@ de escuchar, leer y/o intuir que, en la mayoría de alimentos que consumimos, hay azúcar “oculto”. Lo que es oculto, oculto no está; por ley, en la lista de ingredientes deben figurar, por orden de cantidades empleadas, los diferentes ingredientes que han sido usados en la la elaboración de los alimentos pero… ¿realmente conocemos toda la terminología que hace referencia a estos azúcares? Son muchos nombres, a veces intuitivos, a veces no, que creo que debemos conocer para saber realmente que es y en que cantidades, es lo que estamos comiendo. Así que si quieres pasarte un rato, “cazando” los diferentes homónimos del azúcar que nos podemos encontrar en los etiquetados de alimentos, esta es tu entrada. Ya sabes que hacer, pues… Sigue leyendo! Sigue leyendo

Anuncios

El beber y su llamada de socorro, la sed.

Después de la entrega de las guardianas del apetito y saciedad, que puedes volver a leer aquí (por si no lo has hecho aún, eh!), quedaba por tratar en este espacio otra de las manifestaciones/necesidades fisiológicas relacionadas con la alimentación y la nutrición. Sí, amig@s, beber para mantener el cuerpo hidratado es una necesidad fisiológica y en la bebida, además de agua (considerada como macronutriente por la EFSA desde 2009), también obtenemos ciertos micronutrientes (sales minerales básicamente). NOTA: El alcohol de las bebidas alcohólicas no se debe considerar alimento y mucho menos, nutriente (aunque aporte calorías como los hidratos de carbono, grasas o proteínas). Sin embargo, la entrada que nos atañe se centrará más en la llamada de socorro que emite nuestro organismo cuando sus niveles de líquidos descienden y el riesgo de deshidratación le acecha; como podéis intuir fácilmente, hablamos de la sed. Teniendo en cuenta que en ciertas patologías, la sed resulta ser o bien, un síntoma propio o un efecto secundario difícil de abordar, creo que puede resultar una entrada de interés para el blog y sus potenciales lectores. Así que, coge un vaso de agua bien fresca, siéntate delante de la pantalla y… Sigue leyendo!  Sigue leyendo

¡Maître, hay un bicho en mi plato! La entomofagia ha venido para quedarse.

Después de haber tratado el tema de las flores comestibles (puedes leerlo aquí) y puesto que el tema está de relativa actualidad (recientemente se ha aprobado un reglamento europeo que facilita su comercialización), he decidido, dejando a un lado todos los prejuicios y/o preferencias gastronómicas propias, dedicarle una entrada al gran y maravilloso mundo de los insectos comestibles; también conocido como entomofagia. Podrá resultar más o menos agradable a la vista o al paladar, pero lo que no podemos negar es que es una de las experiencias gastronómicas más inolvidables que se pueden tener y en la que además (y aquí es dónde yo juego mis cartas) podemos aprender un poco de biología, en concreto de biología de los invertebrados. Así que si eres una persona que no se deje llevar por su prejuicios previos, por primeras impresiones y que no tenga exquisitez paladística-gustativa, esta es tu entrada. Sigue leyendo y déjate llevar!  Sigue leyendo

Houston, tenemos hambre: la alimentación en el espacio.

Empezamos el año 2018 en el blog, tratando uno de los temas que desde que hemos tenido constancia de los primeros planetas fuera del Sistema Solar, en los que se podría albergar vida, más ha llamado mi atención. Sí, estoy hablando de la alimentación en el espacio, puesto que más allá de las posibles terraformaciones que puedan llevarse a cabo, es necesario recordar que para llegar a ellos, debemos viajar por el espacio y tenemos que saber cómo debemos alimentarnos, más que nada, para una vez superadas las limitaciones de la respiración, hacer frente a otra de las funciones vitales inevitables; esto es, alimentarse. Teniendo en cuenta que las condiciones “ahí arriba” no son las mismas a las que estamos habituados en tierra firme, ¿qué mejor que ahondar un poco en las visicitudes que nos encontraríamos si quisiéramos preparar y degustar viandas mientras nos desplazamos por el espacio con destino al planeta habitable más próximo? Al igual que el turismo convencional cuenta con la oferta gastronómica característica del lugar, el turismo espacial tampoco debe olvidarse de este aspecto tan vital y la vez, tan placentero.  Así que si quieres saber un poco más sobre la alimentación de astronautas y viajeros del espacio, continúa leyendo!   Sigue leyendo

Ciencia en la cocina a lo Ferrán Adriá: las espumas y aires comestibles.

Corría el año 2015 cuando servidora que escribe, repasaba en este espacio una de las preparaciones culinarias más codiciadas por un buen degustador/consumidor o foodie (por decirlo más cool o moderno); sí, hablo de las emulsiones. En aquel momento, junto con toda la información bibliográfica que encontré sobre el concepto gastronómico también encontré muchas referencias a un subtipo de emulsiones: las espumas. Dado que considero que las espumas reúnen un montón de conceptos científicos en su elaboración, preparación y/o presentación, son unas buenas candidatas a protagonizar en solitario una entrada en este (su) espacio dedicado a toda la ciencia que esconde el laboratorio más visitado del mundo: la cocina. Cómo decimos por el noroeste español… Pasa, pasa..hasta la cocina!

Sigue leyendo

Botánica directa al plato y al paladar: flores comestibles.

Hace aproximadamente un año, cuando tuve el placer de asistir a mi primer evento Naukas (cuya crónica puedes leer aquí) que tuvo lugar durante el 6º Congreso Internacional de Autocontrol y Seguridad Alimentaria, Kausal, celebrado en Vitoria-Gasteiz, pude acceder a las salas donde se exponían los diferentes pósteres presentados cuando, uno de ellos llamó mi atención. Cómo podéis adivinar por el título de la entrada, se trataba de un póster que evaluaba los parámetros a tener en cuenta en la evaluación de la seguridad alimentaria de las flores comestibles utilizadas en las diferentes presentaciones culinarias. Me pareció un tema muy apropiado para este espacio, así que me propuse que algún día le dedicaría una entrada y, un año más tarde, aquí cumplo mi promesa. Si queréis adentraros en el mundo botánico más comestible, ya sabéis… seguid leyendo!  Sigue leyendo

Comprendiendo al colesterol, la biomolécula “ying-yang” por excelencia.

Retomo la sección más bioquímica del blog con uno de los compuestos biológicos que más controversia ha generado a lo largo de los últimos años; sí, estoy hablando del temido colesterol. Su metabolismo tan característico, su influencia en la aparición de muchas enfermedades crónicas y mortales o su mediática presencia en medios generalistas y sanitarios, lo convierten en una molécula muy apetitosa en cuanto a información/divulgación se refiere. Así que, hoy me he propuesto recopilar toda la información posible relacionada con el colesterol en una única entrada para que, desde una visión global, se le pueda ver cómo una de las muchas moléculas y compuestos biológicos que necesitamos de forma vital en unas concentraciones límites, pero que nos puede intoxicar y finalmente matar, si abusamos de su concentración. Son estos equilibrios de tipo “ying-yang” de los compuestos biológicos, lo que más me gusta de la bioquímica clínica. Así que si quieres convertirte en un verdadero maestro conocedor de todo lo que rodea a esta molécula necesaria y odiada a partes iguales, ya sabes… Sigue leyendo!

Sigue leyendo