Las guardianas del binomio apetito-saciedad: la grelina, la leptina, la insulina y el péptido YY36

Desde hace tiempo, quería escribir una entrada como ésta; más molecular, más bioquímica. Y el día, ha llegado. Empezaremos con la primera tanda de entradas dedicadas a las principales “guardianas” del binomio apetito-saciedad: las hormonas grelina, leptina, insulina y el péptido YY36. Son todas las que están, pero no están todas las que son puesto que, en la regulación de la ingesta y del balance energético, intervienen múltiples factores sensoriales, mecánicos, cognoscitivos, hormonales, o neuronales, que requieren un análisis bastante más profundo, que requiere más de una entrada en el blog (próximamente). No obstante, con esta primera aproximación, creo que podemos hacernos una idea de acerca de cómo el organismo controla, en tiempos y forma, cómo ha de alimentarse para seguir viviendo. ¡Vamos allá!

Homer con hambre

Aunque normalmente, apetito y hambre, se solapan en cuanto a significado se refiere, no son términos completamente homónimos; el apetito se definiría como la preferencia a la hora de consumir un alimento mientras que el hambre sería una sensación fisiológica o psicológica que induce a ingerir un alimento. No obstante, ambos términos, sí se encuentran estrechamente relacionados en cuanto a mecanismos de control y regulación se refiere. En nuestro organismo, existen fundamentalmente dos sistemas de control y regulación: uno, denominado periférico, llevado a cabo por medio de hormonas y péptidos; otro, denominado central, llevado a cabo por neuronas ricas en neuropéptidos dispuestas en el hipotálamo
Sigue leyendo

Mujeres de ciencia (I): Harriette Chick, pionera en la investigación nutricional.

Hoy inauguramos una nueva sección en la parte más histórica del blog. A través de reseñas biográficas, trataré de difundir los principales nombres y carreras profesionales de las mujeres en la ciencia que, por las dificultades sufridas en su desarrollo profesional, así como, por su gran contribución a la historia y conocimiento de la ciencia, son dignas de ser homenajeadas y reconocidas por gran parte del público de este blog y del público en general. La primera mujer protagonista de esta serie, será Dame Harriette Chick, científica pionera en la investigación nutricional, llevada a cabo entre el siglo XIX y el siglo XX.

Programa For Women in Science L'Oreal - Unesco

Dame Harriete Chick, nació un 6 enero 1875 en Gran Bretaña en el seno de una familia muy numerosa, siendo la quinta de doce hermanos. Educada en el Notting Hill High & Ealing High School (escuela  de ciencias muy reputada en su época), su interés por la bioquímica la llevó a H. Chickcontinuar sus estudios en 1894, en la Universidad de Londres, dónde se doctoró en ciencias en 1903, por su trabajo sobre algas verdes en aguas contaminadas. Sin embargo, su carrera científica no sería un camino de rosas. A principios del siglo XX, se cuestionaba la idoneidad de las mujeres para el estudio de la ciencia (en esta época, tampoco podían votar) y se priorizaba la presencia de hombres frente a mujeres, en las carreras científico- académicas. Sin embargo, Harriette Chick consiguió dos logros importantes en aquella época; uno de ellos, fue que resultó ser una de las dos únicas mujeres  que consiguieron obtener una beca de investigación en bacteriología y posteriormente, en 1905, resultó seleccionada con la beca Memorial Jenner (hasta ese momento, nunca había sido otorgada a una mujer) para su ingreso en el Instituto Lister de Medicina Preventiva situado en el barrio de Chelsea (Londres), lugar dónde, a pesar de las reticencias iniciales de algunos miembros de dicho insitituto, empezó su andadura profesional.

Sigue leyendo