Toxiinfecciones alimentarias vs Intoxicaciones alimentarias (cont.)

Debido a la proximidad de fechas especiales, en dónde los alimentos cobran un gran protagonismo en las mesas de muchos hogares, tocaba dedicar de nuevo, una entrada a las enfermedades originadas transmitidas a través de los alimentos. Como pudisteis leer aquí, existe una gran variedad de microorganismos capaces de convertir a los alimentos en vehículos de enfermedades. Algunos de ellos fueron mencionados en la anterior entrada, prometiendo al final de ella, que se volvería a profundizar en ellos, así que…¡Vamos allá!

Intoxicaciones y toxiinfecciones alimentarias

Sigue leyendo

Anuncios

Toxiinfecciones alimentarias vs Intoxicaciones alimentarias.

Uno de los principales peligros a los que se enfrenta el el consumidor es el sufrir alguna patología (generalmente del tracto digestivo) como consecuencia de la presencia en los alimentos de, o bien microorganismos patógenos o bien toxinas o compuestos tóxicos, que luego una vez digeridos los alimentos, son los responsables de los principales cuadros de intoxicaciones alimentarias con los que con mayor o menor frecuencia nos informan los medios de comunicación.

Para explicar porque sucede esto, primero es necesario diferenciar dos términos que presentan cierta relación e incluso cierto parecido en la escrita, pero que deben definirse bien a la hora de hablar de intoxicaciones alimentarias. Estos términos se reducen a dos:

-) Toxiinfección alimentaria -> también denominada como infección alimentaria, se produce cuando se ingieren alimentos sobre los cuales han proliferado ciertos microorganismos, que al presentarse en el aparato digestivo, por acción de su ciclo vital, se desarrollan y provocan una serie de síntomas y signos de mayor o menor grado de patogenicidad.

-) Intoxicación alimentaria ->  se produce cuando se ingieren  alimentos en donde ya los microorganismos han realizado parte de su ciclo vital liberando toxinas o compuestos tóxicos, los cuales, permanecen en el alimento y al ser ingerido este, son los responsables de generar los procesos patológicos en el tracto digestivo.

No se puede hablar de un único alimento que actúe como vehículo transmisor de ambas intoxicaciones, pero los más habituales son la carne y el pescado crudo, los productos lácteos y/o los huevos. Según el alimento del que se trate y del tipo de intoxicación encontramos:

Sigue leyendo