Un tentempié científico con … D. Ángel Carracedo.

El evento Naukas Bilbao 2016 trajo además de una maravillosa experiencia y unas crónicas que intentaron reflejar todo lo vivido que si quieres leer o releer están aquí y aquí, la idea de una nueva sección de entradas en el blog destinada a divulgar, desde un punto de vista próximo a la temática de blog, a los principales científicos y divulgadores científicos del panorama de la ciencia en español (algún día me atreveré con la parte internacional, tiempo al tiempo). De esta forma, surgió la idea de “Un tentempié científico con…, mi versión particular de ese tipo de entrevista breve (entorno a 10 preguntas) en la que se pretende mostrar al lector otra “cara” menos conocida o difundida de un personaje reconocido, llevándolo en este caso particular, al mundo de la alimentación y la divulgación científica. Por cuestiones de proximidad laboral (tengo el placer de trabajar temporalmente en un departamento de su grupo de investigación), cuento como primer invitado para esta nueva sección con D. Ángel Carracedo, catedrático de Medicina Legal en la Universidad de Santiago de Compostela (USC), investigador principal coordinador del grupo de Medicina Xenómica y reconocido divulgador científico gallego, entre otros cargos públicos de gran reconocimiento público, académico y social.

Dr. Carracedo en los laboratorios de la Fundación Pública Galega de Medicina Xenómica (FPGMX). Foto cortesia del portal GCiencia

Dr. Carracedo en los laboratorios de la Fundación Pública Galega de Medicina Xenómica (FPGMX). Foto cortesia del portal GCiencia

Ángel María Carracedo Álvarez (Santa Comba (A Coruña), 1955), es licenciado en Medicina por la Universidad de Santiago (1978) y Doctor en Medicina por la misma Universidad (1982), ambos con premio extraordinario. Desde 1989, es además Catedrático de Medicina Legal de la Universidad de Santiago (USC) desarrollando su intensa labor docente en el grado de Medicina y Odontología así como diversos másteres implantados y ofrecidos por la misma universidad. Desempeña también los cargos de director de la Fundación Pública Galega de Medicina Xenómica (SERGAS-Xunta de Galicia) y del Centro Nacional de Genotipado-ISCIII desde 1999 y 2002, respectivamente; en su currículum también encontramos su labor como director del Instituto de Medicina Legal de la USC (realizada desde 1994 hasta 2012) y la de Jefe de grupo del CIBER de enfermedades raras (CIBERER) y del Instituto de investigación santiaria (IDIS) de Santiago de Compostela, así como, coordinador del grupo de Medicina Xenómica que engloba, 10 grupos de investigación, varias plataformas tecnológicas y casi un total de 100 persoas a cargo, que ejerce en la actualidad.  Sigue leyendo

Anuncios

La nueva era de los OMG: el caso de los champiñones CRISPR/Cas9

Hace como dos meses, tuve el placer de asistir a un seminario de divulgación científica sobre la revolución que ha supuesto, la aplicación de la tecnología CRISPR-cas9 y derivadas, en la biología molecular y genética humana, destacando en esta última los avances en la investigación y desarrollo de nuevos tratamientos sobre ciertas enfermedades genéticas. Ya casi al final, y de una manera anecdótica, se hizo mención a la aplicación de estas tecnologías de edición genética, en la mejora genética de ciertos alimentos, destacando el caso de la aplicación de la tecnología CRISPR-Cas9 para evitar el pardeamiento natural de los champiñones blancos. Este nuevo avance ha supuesto una verdadera revolución en cuanto a la regulación legislativa y comercialización de los productos modificados genéticamente por este mecanismo, sobre todo en lo referente a la opinión pública, científica y general. Por su importancia y por todo lo que conlleva en cuanto a conceptos y procedimientos empleados, no era cuestión pasarla por alto en este espacio. Así que, con mejor o menor fortuna, vamos a tratar de abordar el tema, para dejar de nuevo constancia de lo importante de los avances en ciencia básica y su repercusión en la ciencia aplicada.

GMO y CRISPR

Sigue leyendo

Yuca transgénica, aplicación de la biotecnología verde frente a la malnutrición.

Todos hemos leído u oído alguna vez en los medios de comunicación, noticias o reportes sobre  la existencia de un nuevo alimento transgénico, también conocido como OMG (organismo modificado genéticamente), que será comercializado o bien está siendo evaluado por las instituciones u organismos competentes en materia agroalimentaria, para su introducción en la agricultura o en el mercado del consumo. Normalmente se trata de alimentos que reúnen una serie de características que benefician a su propia producción agrícola (mejora en el rendimiento de cultivo, resistencia a plagas o enfermedades, etc) aunque cada vez es más habitual, ver o leer también sobre investigaciones realizadas para mejorar la composición nutricional de los alimentos, lo que se conoce por biofortificación

Estos avances se consiguen a través de la puesta en práctica de diversas estrategias que definen lo que se conoce como biotecnología verde. Entre ellas destacan: expresión una única proteína de interés (con una determinada composición de aminoácidos), expresión de genes que codifican para una enzima (para la síntesis endógena de un nuevo compuesto no presente anteriormente en el alimento) o silenciamiento de otros (cambios en rutas metabólicas para generar nuevos productos metabólicos) así como represión de la producción endógena de un determinado compuesto (caso de sustancias alérgenas). Uno de estos casos es el que se observa en el caso de la yuca (Manihot esculenta).

La yuca o mandioca (Manihot esculenta) es un arbusto originario de Brasil con presencia ampliamente extendida en otras regiones tropicales de África y Asia. Su raíz, de aspecto similar al boniato y muy rica en almidón, constituye la base de la alimentación de más de 800 millones de personas en el mundo (tercera fuente de calorías mundial), siendo el alimento de subsistencia en la mayoría de los casos debido a las características de su cultivo, recolección, rendimiento en la producción de azúcares y su capacidad de recuperación ante enfermedades y plagas. La parte comestible (la raíz) constituye el 80% del peso en seco de la planta y se consume cocida, procesada en gránulos, pastas o harinas. Algunos países de África y Asia consumen las hojas de la planta para una mayor extracción de los nutrientes, pero se trata de un uso escaso. También es salientable su uso con fines comerciales o para la alimentación animal. 

Sin embargo a pesar de todas estas características, la raíz de la yuca posee un escaso valor nutricional, conteniendo solo un 1,5% de proteínas (frente al 7% del trigo) siendo especialmente pobre en aminoácidos sulfurados esenciales como la metionina y la cisteína, vitaminas, hierro, zinc o carotenoides como licopeno, la luteína y el betacaroteno (pro-vitamina A). Son estas deficiencias nutricionales y el hecho de que sea tan ampliamente consumida como alimento base de la dieta, las razones fundamentales que han llevado a los científicos a realizar la biofortificación de la yuca. 

Sigue leyendo