Aplicaciones de la biotecnología amarilla en la industria alimentaria: enzimas, aditivos, aromas, ácidos orgánicos y aminoácidos.

Después de la reciente entrada sobre la celebración del blog, tocaba retomar la idea inicialmente programada para ese día pero que por cuestiones técnicas fue imposible de llevar acabo. Pero aquí está, o al menos se intenta. En mi último proceso formativo, se puso de manifiesto un hecho del que, aunque parezca mentira, desconocía en profundidad su importancia. Esto es, la generación vía procesos biotecnológicos de enzimas, proteínas, aromas o ácidos orgánicos necesarios como ingredientes habituales en muchos alimentos más o menos procesados y que solemos leer en su etiquetado. Y pum! Me pareció un tema importante para traerlo al blog y que como tantos otros, quede ahí para quien quiera o le interese conocer un poco más sobre ello, así que sin más… Sigue leyendo! Sigue leyendo

Ingienería genética en la fabricación del pan.

Por todos es muy conocido, que sin levadura, no hay pan. Las levaduras son necesarias en la fermentación, proceso químico por el cuál crece la masa y la miga es más o menos esponjosa. Sin embargo, lo más curioso del asunto, no radica en como se produce la fermentación, sino en, la serie de transformaciones que se produjeron (y se producen) en la genética de las mismas levaduras, con el fin de mejorar la productividad panadera. Es aquí donde entra la ingeniería genética en el proceso de fabricación del pan, también conocido como panificación. Rustic bread

La conocida como levadura panadera, no es más que una cepa obtenida, tras diversos procesos de selección genética y desarrollo de cepas, del género Saccharomyces cerevisiae, la levadura original. Debido a la importancia económica y las numerosas características de los procesos de panificación, se han obtenido diferentes cepas del género Saccharomyces cerevisiae con el fin de obtener, combinadamente, un mayor rendimiento industrial y una serie de propiedades óptimas de fermentación y aroma del producto resultante.

Sigue leyendo