Un tentempié científico con… Deborah G. Bello.

Al igual que el año pasado, para cerrar el presente año retomo esta sección tan particular como es la del tentempié científico, pequeñas entrevistas a grandes personajes del mundo de divulgación científica en español. En el primer capítulo de estos “tentempiés científicos”, contamos con la colaboración de D. Ángel Carracedo (puedes leerla aquí) y en el segundo capítulo, con el gran Xurxo Mariño (por si quieres leerla, aquí va). Para la tercera protagonista, era necesario contar con una mujer, porque ella lo vale y porque también creo que es necesario reivindicar el papel de la mujer no sólo en el campo de la ciencia, sino también en el ámbito de la divulgación científica. Y quién mejor para ello que Deborah G. Bello, aká DeborahCiencia alma máter del blog Dimetilsulfuro, una de las mujeres divulgadoras de mayor proyección en el panorama de la divulgación de la ciencia en castellano. Sinceramente, no podría decir cuál fue el momento en el que conocí a Deborah, simplemente apareció en un momento en el que yo andaba “buscándome de nuevo” en las redes sociales. Desde ese momento su trayectoria como divulgadora no ha dejado de crecer, así que creo que es uno de los tentempiés más motivadores que podréis leer. 

Sigue leyendo

Anuncios

Ni contigo ni sin ti; el sodio (Na), el micronutriente funambulista.

Sí, amig@s del internet. Ha vuelto a sus pantallas un nuevo repaso a la bioquímica clínica de los principales micronutrientes de nuestra dieta; esto es, el sodio. Conocido ampliamente como sal común, donde aparece con una de sus principales parejas de baile químico, el cloro (que también tendrá su entrada, tranquil@s todos), es uno de los principales ingredientes a los que, junto con el azúcar, primero echamos el ojo en la lista de ingredientes de los principales alimentos procesados que compramos en el supermercado. Más allá de su conocido papel como nutriente esencial en las células, también es crucial su papel biológico en el mantenimiento de un buen equilibrio hídrico y su influencia sobre la tensión arterial y la buena salud renal. Sobra decir, que con el sodio casi cierro la saga dedicada a los principales nutrientes implicados en mayor o menor medida, en la enfermedad renal crónica. Así que, vamos a centrarnos e intentar descubrir que hay detrás de este micronutriente tan “perro del hortelano” de nuestro organismo. Ya lo sabes, pero a mí me gusta insistir…si quieres saber más, sigue leyendo! Sigue leyendo