Intolerancia a la trehalosa, cuando los champiñones y setas te sientan mal.

Normalmente cuando se habla de intolerancias, destacan las intolerancias metabólicas sobre todo aquellas relacionadas con el déficit de una enzima que permite la hidrólisis de un disacárido o la metabolización de un hidrato de carbono. Quizás la que más conozcas sea la intolerancia a la lactosa y la intolerancia la fructosa, pero también hay otras intolerancias de disacáridos y/o monohidratos de carbono, que también tienen su importancia en la dieta aunque ni sean tan predominantes en la población, ni tan conocidos por el público en general. En esta ocasión, vamos a darle paso a una de ellas, que destaca por su singularidad, pues es un disacárido poco conocido y su intolerancia más; estamos hablando de la trehalosa y la patología asociada a su consumo, la intolerancia a la trehalosa. Si queréis saber que ocurre en esta intolerancia y que tienen que ver los champiñones y setas en el asunto, ya sabéis… Seguid leyendo!

Sigue leyendo

Anuncios

Cuando los micronutrientes se bioacumulan (I): Enfermedad de Wilson.

Empieza una nueva saga en el blog, con una serie de entradas dedicadas a las enfermedades relacionadas con la nutrición, en concreto con la ingesta de ciertos micronutrientes que, por mucho que se presenten en concentraciones bajas en nuestro organismo, pueden llegar a producirnos ciertas patologías si el mecanismo que regula su metabolismo, se ve desequilibrado. Empezamos la serie en cuestión, con la enfermedad de Wilson, una alteración metabólica del cobre que provoca la acumulación, en distintas partes del organismo, de este micronutriente ingerido en la dieta. Así que, sin más dilación y por si quieres conocer las características de este problema, vamos a ello! Me acompañas? Sigue leyendo

Fenilcetonuria (PKU), la aminoacidopatía congénita que marcó el origen del screening neonatal

Después de un (nuevo) parón obligado por circunstancias varias, retomo las entradas del blog con la revisión sobre una de las enfermedades relacionadas con la nutrición que más me ha llamado la atención, desde que tengo constancia de ella. Fue a raíz de la consumición durante un tiempo de unos yogures desnatados de cierta marca ampliamente conocida (Sveltesse de Nestlé, concretamente), donde entré en contacto con lo que era la fenilcetonuria (PKU) en profundidad (Nota: he de reconocer que en la carrera, en las asignaturas de bioquímica clínica y regulación metabólica, también la tratamos, pero muy por encima). A raíz de leer en la información nutricional de los envases de los yogures la frase “Contiene fenilalanina“, me entró la curiosidad acerca del motivo de tal declaración nutricional y al buscar información al respecto, esta enfermedad metabólica volvió a aparecer en la maraña de conocimiento general que intento mejorar día a día. Desde aquel momento y a raíz de la creacción del blog, me prometí escribir una entrada sobre ella y aquí estamos, intentando dar un aporte o visión diferente a todo lo que se ha escrito y difundido sobre esta enfermedad. ¿Me acompañas?

1908010_1424711741270

Sigue leyendo