Nutri-Recetas XIV: Pudin de aguacate vegano (apto para alérgicos al huevo, celíacos y diabéticos.

Pues sí, nos hemos puesto en manos en la masa de nuevo y hemos traído una nutri-receta donde el aguacate es el ingrediente diferencial de este postre, que además, es totalmente vegano y que puedo ser apto para el consumo por parte de personas alérgicas al huevo, celíacos y personas diabéticas. Un postre no sé si saludable, pero si completo en cuanto a restricciones dietéticas se refiere (que me perdonen los enfermos renales, esta vez sois los más perjudicados, ya llegará vuestro turno, no sufráis por adelantado). Para seros sincera, más que un pudín en realidad iba a ser un plumcake, pero el experimento que hemos perpetrado nos ha dado como resultado un pudin en lugar de un bizcocho un poco mazocote (estamos analizando pormenorizadamente todas la variables que han podido influír, pero cuesta mucho llegar a una sentencia en firme del culpable del cambio sufrido entre nuestra expectativas vs la realidad). Lo importante, como todo en la vida, es intentarlo y quizás, a algun@s os guste más esta versión que la inicial de partida. Así que si queréis saber un poco más sobre este pudín que quería ser plumcake y un poco más sobre el aguacate, ya sabéis…. ¡Seguid leyendo, por favor!

Sigue leyendo

Nutri-Recetas IV. Chapelas de calabacines rellenos.

Retomamos la sección más gastronómica del blog con una receta que, además de estar y ser muy buena en cuanto a sabor y valores nutricionales, tiene una presentación muy simpática. Como en el caso de la primera nutri-receta, es válida tanto para vegetarianos como para omnívoros, ya que, el relleno va a gusto del consumidor (en casa normalmente, se hace con carne picada, pero también se ha hecho con pollo, jamón cocido y/o curado en trocitos, gambas, langostinos o únicamente con el propio relleno del calabacín).

Calabacín

El calabacín (Cucurbita pepo L. subesp. pepo var. cylindrica) es una fruta de la planta de la familia de las Cucurbitáceas (la misma a la que pertenecen las calabazas, melones, sandías y pepinos) cosechada en estado semi-maduro. Se recolecta en este estado, por dos motivos; uno de ellos es para evitar el desarrollo de semillas en su interior, que resultarían un tanto incómodas al degustarlas, y el otro, para evitar su transformación a calabaza (los calabacines de gran tamaño y con gran desarrollo, ya son propiamente calabazas). Se trata de una planta herbácea rastrera anual que puede alcanzar hasta 10 metros de longitud, en cuyo pedúnculo de forma pentagonal (base muy desarrollada del tallo) se encuentran unidos los frutos (calabacines). Este fruto tiene forma pepónide o cilíndrica alargada (similar a la forma del pepino) aunque esta forma y su tamaño (de 15-20 cm hasta los 40 cm), pueden diferir según la variedad de que se hable. Dichos frutos están cubiertos por una corteza firme, cuyo color también resulta variable según la variedad botánica que se tenga en cuenta, así como, el momento en el que se cosechen (más oscura, si la cosecha es en el primer trimestre del año, más clara o verdi-blanca, si la cosecha tiene lugar hacia el segundo y tercer trimestre del año). El sabor de este fruto es un mix entre amargo y dulce (la presencia o contacto con el etileno producido por otras frutas, inclina la balanza hacia el sabor amargo), con una textura suave en boca.

Sigue leyendo