Nutri-Recetas (XII): Guiso de carne con ocra.

Si eres seguidor/a de la sección más gastronómica del blog, sabrás que muchas de las recetas compartidas o bien guardan algún aspecto nutricional destacable (de consumo apto para ciertos grupos poblacionales con necesidades nutricionales específicas, productos alimentarios ricos en un determinado nutriente, ec), se habla de un producto alimenticio poco conocido o que tiene unas características específicas de presentación y/o preparación o bien, su preparación es muy sencilla y rápida o su presentación es original o novedosa. Siguiendo esta estela, llega una de esas entradas que podríamos decir que presenta un alimento poco conocido por el gran público pero que tiene muchas posibilidades tanto nutricionales como culinarias. En este caso me he centrado en la ocra, un vegetal muy particular que además de tener un buen potencial nutricional, tiene unos requerimientos culinarios específicos. Si te puede la curiosidad, eres un foodie arriesgado o simplemente quieres probar algo diferente sin perder la esencia de lo tradicional, por favor no dudes… Sigue leyendo!  Sigue leyendo

Anuncios

Comprendiendo al colesterol, la biomolécula “ying-yang” por excelencia.

Retomo la sección más bioquímica del blog con uno de los compuestos biológicos que más controversia ha generado a lo largo de los últimos años; sí, estoy hablando del temido colesterol. Su metabolismo tan característico, su influencia en la aparición de muchas enfermedades crónicas y mortales o su mediática presencia en medios generalistas y sanitarios, lo convierten en una molécula muy apetitosa en cuanto a información/divulgación se refiere. Así que, hoy me he propuesto recopilar toda la información posible relacionada con el colesterol en una única entrada para que, desde una visión global, se le pueda ver cómo una de las muchas moléculas y compuestos biológicos que necesitamos de forma vital en unas concentraciones límites, pero que nos puede intoxicar y finalmente matar, si abusamos de su concentración. Son estos equilibrios de tipo “ying-yang” de los compuestos biológicos, lo que más me gusta de la bioquímica clínica. Así que si quieres convertirte en un verdadero maestro conocedor de todo lo que rodea a esta molécula necesaria y odiada a partes iguales, ya sabes… Sigue leyendo!

Sigue leyendo