Dame veneno (BoxFish), ocho dosis de alimentación en televisión no aptas para aburridos.

Que si, ya sé! Que me mola a mi un programa de televisión sobre alimentación, más que a un tonto un lápiz (para saber el porque de este dicho, consultar los libros de la última science-review)… Pero es que cuando aparecen formatos televisivos donde se combina la divulgación y la alimentación (ver 1, 2, 3, 4 y 5i5ii) yo tengo que contarlo en el blog (aunque sea tiempo después de su emisión, todo sea para que se vea que hay interés en ellos). En esta ocasión, el protagonista es “Dame Veneno” programa producido por BoxFish y emitido por el canal #0 de Movistar, los domingos del mes de diciembre y enero pasados. Con la muy lograda labor como maestro de ceremonias por parte del argentino Ricardo Mario Darín, más conocido como Chino Darín y el acompañamiento muy destacable de América Valenzuela, Ricardo Moure, José Manuel López Nicolás, Javier Maldonado (alias Maldo) y Marta Vergés, nos encontramos con un muy buen producto audiovisual con una factura muy fresca y ágil y un guión muy logrado, donde prima la rigurosidad pero sin olvidar el entretenimiento. Si queréis saber como transcurrió esta primera (y espero no última) temporada de “Dame Veneno“, aquí os dejo mi resumen destacando los puntos, a mi modo de ver, más interesantes/impactantes/chulos de ver que nos han mostrado a lo largo de los ocho capítulos de la temporada. No lo dudes…Sigue leyendo!  Sigue leyendo

Anuncios

¡Maître, hay un bicho en mi plato! La entomofagia ha venido para quedarse.

Después de haber tratado el tema de las flores comestibles (puedes leerlo aquí) y puesto que el tema está de relativa actualidad (recientemente se ha aprobado un reglamento europeo que facilita su comercialización), he decidido, dejando a un lado todos los prejuicios y/o preferencias gastronómicas propias, dedicarle una entrada al gran y maravilloso mundo de los insectos comestibles; también conocido como entomofagia. Podrá resultar más o menos agradable a la vista o al paladar, pero lo que no podemos negar es que es una de las experiencias gastronómicas más inolvidables que se pueden tener y en la que además (y aquí es dónde yo juego mis cartas) podemos aprender un poco de biología, en concreto de biología de los invertebrados. Así que si eres una persona que no se deje llevar por su prejuicios previos, por primeras impresiones y que no tenga exquisitez paladística-gustativa, esta es tu entrada. Sigue leyendo y déjate llevar!  Sigue leyendo