Un tentempié científico con… Beatriz Hervella.

Después del último tentempié científico, en el que descubríamos otro punto de vista sobre la divulgadora científica y química  Deborah García Bello (recuerda que puedes leer esta y otros tentiempiés, aquí), lo suyo era que esta sección fuera completada con una física, para completar el combo típico de disciplinas (que hasta para una serie de televisión dio lugar) que tanto temen los estudiantes de bachillerato. Para completar por tanto la parte de la física, contamos en esta ocasión con Beatriz Hervella, que además de física, meteoróloga y divulgadora científica, ejerció durante una temporada, como mujer del tiempo en las pantallas de la televisión pública de Galicia. Y dado que lo que comemos depende mucho de las condiciones meteorológicas y de la situación actual y futura del cambio climático, Beatriz puede ser una gran aliada para arrojar un poco de luz sobre este tema y otros de interés, sobre todo para aquellos que quieran divulgar acerca de los principales efectos del clima y el tiempo meteorológico en nuestro día a día y el futuro más cercano. Nos acompañas?

Fuente: Twitter Galicia por Diante

Beatriz Hervella Nogueira (Ourense, 1976) es licenciada en Físicas con especialización en Física de Partículas por la Universidad de Santiago de Compostela desde 1998. Realizó su doctorado en el campo de Física de los fluídos dentro del grupo de Física no Lineal de la misma Universidad, desde el que mediante convenio con la Consellería de Medio Ambiente,Territorio e Infraestructuras, surgió en el 2000, la Unidad de Observación y Predicción Meteorológica, conocida como Meteogalicia. Beatriz entró a formar parte del equipo de Meteogalicia desde sus orígenes, pasando al año siguiente a elaborar y presentar la información meteorológica en la Compañía de Radio y Televisión de Galicia (CRTVG). Durante 12 años compagina ambas labores, tanto en el departamento de Predicción Operativa como en el de Visualización de Datos en Meteogalicia, donde actúa como coordinadora durante un año. Así mismo, paralelamente participa como investigadora post-doctoral en el proyecto MEDEX (MEDiterranean EXperimenton “Cyclones that produce high impact weather in the Mediterranean”) auspiciado por la Organización Meteorológica Mundial, OMM, desde el 2000 hasta el 2010. En el 2013, tras un reajuste de personal como medida de defensa adoptada por la Xunta de Galicia ante la exigencia de la supresión de la agencia por parte del gobierno central de entonces, funda con otros tres compañeros su propia empresa empresa de meteorología “4gotas atmósfera y océano SL conocida en la actualidad, entre otras cosas, por sus pronósticos del tiempo en 10 segundos, predicciones sobre el estado del mar así como otras labores de consultoría del tiempo metereológico y marítimo para fechas concretas. Desde o 2013, lleva compaginando su trabajo en “4gotas” con su labor como divulgadora científica a través de charlas, conferencias y  la participación en diversas actividades de divulgación científica, destacando sus vídeos divulgativos en la sección “1 gota de nube”, de la web de su empresa 4 gotas y recientemente en el 2018 mediante la co-escritura del libro “El tiempo compartido: diálogos de meteorólogos” (Ed. Círculo Rojo ISBN: 9788417365059). Es co-creadora de la app gratuíta “Whatoweather” que te permite elegir tu vestuario para estar lo más acorde posible a las inclemencias del tiempo y a la vez, seguir las tendencias de la moda así como de la aplicación “AquePlaya” que permite conocer los servicios y condiciones metereológicas a tres días vista de las playas más cercanas que cumplan con los requisitos que queremos.

Pregunta. – Licenciada en Física, con especialidad en física de las partículas y predictora meteorológica. ¿Es más complejo estudiar el comportamiento de las partículas más elementales de la materia o estudiar los comportamientos a nivel local y global de la troposfera y la hidrosfera?

Beatriz Hervella. – Es difícil establecer la comparación porque son campos muy distintos. La física teórica es muy abstracta pero al mismo tiempo es muy intuitiva, lo que la convierte en muy interesante; es decir, a veces puedes llegar a conclusiones siguiendo la lógica matemática pero después toca pararse a pensar qué significan realmente esos resultados. Siendo muy simplista, la puedes ver como un juego de completar casillas y eso a mi me entretiene y me resulta atractivo. En meteorología trabajas, generalmente, con cosas más reales, lo que también es interesante en sí mismo. Todo tiene sus ventajas…

P. – Desde la antigüedad, campesinos y agricultores han mirado al cielo a la hora de programar sus cultivos y recolecciones. Hoy en día echan mano del trabajo que realizáis los predictores meteorológicos o meteorólogos pero, con el cambio climático en ciernes que nos afecta a todos, ¿campesinos y agricultores se verán obligados a establecer cambios sustanciales en la forma de cultivar los alimentos?

B.H. – De hecho lo estarán haciendo ya. El clima ha cambiado en Galicia en los últimos 40 años. Las temperaturas medias han subido, hay muchas menos noches frías y por tanto menos heladas y llueve de manera distinta (casi la misma cantidad de lluvia a lo largo del año pero concentrada en muchos menos días). Por ponerte un ejemplo, hablando con los viticultores de O Ribeiro me decían que sus grandes enemigos eran las heladas y en menor medida el granizo pero que desde hacía 10 años casi no tenían heladas y cada vez más granizo y en épocas más tardías (más cercanas a la vendimia). Han tenido que protegerse y como ellos muchos otros. En algunas zonas de España empieza a haber problemas para curar embutidos, etc…. No es algo del futuro. Es un tema de presente.

P. A nivel de políticas medioambientales, donde la meteorología tiene mucho que ver, ¿qué crees que llegará primero: el estricto cumplimiento de los protocolos establecidos en la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC) para reducir las emisiones de los gases invernadero o la aprobación mundial para el cultivo y/o comercialización de los cultivos transgénicos resistentes a la sequía, inundaciones, etc?

B.H. – Ojalá pudiera saberlo! Supongo que veremos avances en ambas direcciones. China (creo que el 2º país más emisor de gases de efecto invernadero) ha decido unirse, con compromisos serios e interesantes, a la lucha contra el cambio climático y eso es una buenísima noticia; hasta hace poco no se preocupaban en exceso de este tema y eso me da esperanzas e incluso no descarto que se convierta en el país que lidere la lucha del cambio climático. Quizás lo que más me preocupa es si decidimos acometer proyectos de geoingeniería para ganar tiempo y retrasar las consecuencias del calentamiento global. Esos parches podrían costarnos muy caro porque cualquier alteración del equilibrio climático puede tener efectos en cascada muy complejos y destacados. Es algo que poco a poco, de forma sutil se empieza a intuir: parece que empieza a cuajar la idea de usar la geoingeniería como única opción para comprar/ganar tiempo. No me gusta.

P.– En la página web de la empresa en la que formas parte como equipo fundador, www.4gotas.com hay una sección dedicada a la divulgación científica, Videoblog: 1 gota de nube, en donde has divulgado sobre varios temas, entre ellos la biometereología. ¿Nos afectan  las condiciones meteorológicas por igual a humanos, animales y/o plantas? 

B.H. – No nos afectan por igual. Los animales y las plantas son más dependientes de ella aunque solo sea porque en teoría los humanos somos más inteligentes como para evitarnos algunas de sus dependencias. Centrándome en los humanos, que es lo que yo estudié un poco más, es interesante descubrir que algunas enfermedades, llamadas meteorotrópicas, pueden empeorar cuando se producen determinadas configuraciones meteorológicas. Dentro de estas enfermedades tenemos los infartos, las migrañas, la diabetes o los ictus, por ejemplo. La biometeorología es una disciplina bastante reciente que creo que recibirá mucha más atención en breve.

P. Además de tu trabajo actual en 4gotas.com, también has trabajado como “mujer del tiempo” en el servicio informativo dedicado a la meteorología de la televisión pública de Galicia. Sabiendo que el espacio del tiempo, ha sido uno de los espacios pioneros de la divulgación científica en el medio televisivo y que en los últimos años, el hombre del tiempo ha dejado paso a la cada vez mayor presencia de la mujer del tiempo, ¿qué le dirías o consejos le darías a la niña que sentada delante del televisor sueña con un día ser mujer del tiempo?

B.H. – Bueno, creo que a día de hoy pocas niñas verán en televisión el espacio del tiempo; estarán más pendiente de lo que sucede en youtube o en redes sociales así que no creo que sus referentes se encuentren en la tele; incluso si necesitan información meteorológica seguramente la buscarán en otros medios. Además el papel de la televisión tiene que redefinirse y el espacio del tiempo más aun. Los usuarios ya no están dispuestos a esperar a una hora dada para recibir una información que necesitan; o la televisión empieza a adaptarse a sus necesidades o perderá su fuerza como de hecho ya está pasando en la gente más joven. Dicho ésto, las niñas/chicas de hoy en día tienen más medios, fuerza y apoyos para ser todo aquello que imaginen ser, o eso quiero pensar, así que no necesitan ningún consejo por mi parte.

P. Recientemente has co-escrito junto con Ángel Rivera, un libro de divulgación científica, “El tiempo compartido. Diálogos de meteorólogos“. ¿Qué tipo de divulgación te atrae más: la escrita (libros, blogs, artículos, etc) o la audiovisual (televisión, videoblogs, etc)?

B.H. – Me atrae todo tipo de divulgación. Normalmente cuando aparecen soportes nuevos intento probarlos porque siempre es emocionante atreverse a hacer cosas nuevas o parecidas pero con recursos diferentes. Ahora voy a dejar de divulgar una temporada pero desde hace unos años quería intentar algo y finalmente me voy a quedar sin hacerlo: es una chorrada pero siempre quise añadir audios de mis entradas escritas en blogs. Me parecía interesante porque la propia prosodia también transmite y porque le das al usuario más opciones de uso. Ahora ya lo hace mucha gente y el resultado es interesante.

P. Sabiendo que existen algunas ofertas de este tipo en la parrilla televisiva, ¿consideras que debería aprovecharse más el espacio televisivo dedicado al tiempo en las televisiones públicas y/o privadas, para además de ofrecer la predicción, divulgar sobre aspectos relacionados con la meteorología?

B.H. – Es una pregunta difícil. Creo que el espacio del tiempo televisivo debe redefinirse. Sinceramente pienso que debería ser un espacio corto, con información concreta y muy funcional y que tenga otros contenidos auxiliares que se oferten desde otras plataformas referenciadas desde el propio espacio. Por tanto yo no añadiría divulgación al espacio del tiempo. Pero es una visión muy personal. Lo que sí haría es crear otro tipo de espacios del tiempo más vinculados a la divulgación en los que tendría que entrar el tema del cambio climático que poco a poco y aunque no queramos, empezará a ser prioritario en nuestra agenda.

P. Sabemos que los meteorólogos nunca os arriesgáis a dar un pronóstico a largo plazo, pero ¿qué cambios, novedades o logros meterológica y científicamente hablando, esperas ver en los próximos 20 años?

B.H. – En realidad sí que hacemos pronósticos estacionales. En la zona del ecuador son bastante fiables. Lamentablemente en nuestra zona de latitudes medias su porcentaje de acierto no es tan elevado pero aportan una información estadística que es de interés y relevancia y cada vez se divulgan/usan más. ¿Qué nos vamos a encontrar en 20 años? Creo que en los próximos 10 años cada vez tendrá más peso el “internet de las cosas”, es decir, mil aparatos conectados a internet con sensores que cumplan unos estándares y que aporten o se utilicen como fuentes de observación y, por tanto, que puedan alimentar a modelos meteorológicos. De esta forma, en un mundo hiperconectado, en el que se pueden aprovechar múltiples datos, los pronósticos de, al menos, corto plazo, podrían mejorar. Eso puede ser de especial interés porque se podrían mejorar los pronósticos de fenómenos adversos de corto plazo. También creo que veremos nuevas formas de predicción ayudados por las técnicas de Big Data. En realidad, esto que cuento para el ámbito meteorológico es extrapolable a otras disciplinas. Además también surgirán nuevos campos de trabajo (como de hecho están empezando a aparecer ya) que mezclen meteorología con otras disciplinas como puede ser la biometeorología, la meteorología espacial, etc…

Aprovechando las mini-reseñas que he podido rescatar de los reportajes sobre la presentación de libro (enlaces en las referencias), decir que “El tiempo compartido: diálogo entre meteorólogos“, aporta desde sus 240 páginas un diálogo sobre meteorología entre dos generaciones de meteorólogos donde debaten y ponen en juego dialectal su pasión a la hora de predecir el tiempo, la frustración de no poder cambiarlo cuando es adverso, sobre la necesidad de comunicar correctamente o de los otros usos de las predicciones desde la irrupción de internet, el acceso masivo a las fuentes de información o las redes sociales. En el libro, Hervella y Rivera, dan un repaso por la historia de la meteorología y recuerdan, por ejemplo, que en 1922, aunque el matemático británico Lewis Fry Richardson propuso usar un modelo numérico de ecuaciones diferenciales para realizar el pronóstico meteorológico, no tuvo éxito porque “conseguir una solución que le permitiese adelantarse en el tiempo suponía tener a 62.000 personas trabajando haciendo cálculos” (fragmento extraído del diario.es). El prólogo ha sido escrito por José Miguel Viñas, conocido divulgador científico sobre meteorología.

Por si queréis saber como funciona la app “Whatoweather” y saber que ponerse sin morir de frío, mojarse o pasar calor, sin perder glamour, os dejo aquí esta reseña sobre la aplicación. Y si queréis saber las condiciones meteorológicas, el estado del oleaje, temperatura del agua así como servicios de la playa más próxima a vuestro lugar de vaaciones, aquí os dejo el dossier que desde 4gotas.com nos facilitan sobre las características y especificaciones de “AQuePlaya“.

Para finalizar, agradecer a Beatriz Hervella su participación en la sección de los tentempiés científicos así como su disposición y amabilidad. Creo que ha resultado en un tentempié la mar de interesante, tanto de leer como de plantear.

¡Nos “leemos” en la próxima entrada!                                                                                TatianaDC

Fuentes:                                                      http://mulleresourensas.blogspot.com/2012/11/beatriz-hervella-nogueira.html http://www.eldiario.es/sociedad/meteorologos-hablan-tiempo-ascensor_0_762923909.html   http://www.laopinioncoruna.es/galicia/2018/04/22/interes-hablar-tiempo/1284311.html

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.